Historia del ramen

Existen diversas hipótesis sobre el origen etimológico de la palabra ramen.

Pese a ser de origen chino no se sabe con exactitud cuándo se introdujo en Japón por primera vez. Es cierto que a finales de la II Guerra Mundial empezó a comercializarse convirtiéndose así en un fenómeno muy popular entre la sociedad de esa época.

La primera ciudad en conocer el fenómeno del ramen fue Hokkaido en 1950 y en 1980 se extendió por todo Japón.

El ramen se caracteriza por ser económico y por encontrarse en locales de comida rápida o puestos ambulantes.

La elaboración de los fideos se basa e ingredientes como la harina, trigo, agua, sal y kansui. También se utiliza el huevo como sustituto del kansui y la sémola en vez de la harina de maíz.

No obstante, el ramen no solo se caracteriza por sus fideos sino también por el tipo de sopa que los acompaña.

Existen varios tipos de sopa para el ramen:

-Shoyu (salsa de soja)

-Tonkotsu (huesos de cerdo)

-Miso

-Shio (la más simple)

Como acompañamientos existen diversos ingredientes como el huevo duro, nema o shinachiku (tallos de bambú), alga nori, alga wakame, chasu (láminas de cerdo), negi (cebollín), naruto o surimi, kimuchi, tofu y verduras hervidas.

Barritas muesli de té matcha y coco

¡Hola!

Mañana me voy de vacaciones pero antes os dejo una receta nueva que se me ocurrió ayer.

¡Barritas muesli de té matcha y coco!

¿Habéis probado alguna vez las trufas de chocolate blanco y té verde matcha?

Son lo más.

Processed with VSCO with f2 preset

Receta para 20 barritas muesli de té matcha y coco:

– 2 tazas de harina

– 1 taza de azúcar moreno

– 1/2 cucharadita de sal

– 250 g de mantequilla a temperatura ambiente

– 1 huevo

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

– 1 taza de coco rallado

– 250 g de chocolate blanco

– 2 cucharadas de té matcha

-1 cucharada de mantequilla

Processed with VSCO with f2 preset

Precalentamos el horno a 175º.

Primero batimos la mantequilla, el azúcar y el huevo. En otro recipiente tamizamos la harina, el coco rallado, la vainilla y la sal. Después lo juntamos todo y batimos a velocidad media durante 1 o 2 minutos (tiene que quedar una mezcla homogénea).

Seguidamente vertemos la mezcla en el molde, la extendemos y la introducimos en el horno durante 25 minutos.

En un recipiente deshacemos la mantequilla y el chocolate blanco a fuego lento. Una vez deshecho añadimos dos cucharadas de té matcha previamente tamizado y mezclamos con las varillas fuera del fuego. Extendemos por encima de la masa una vez acabada de hornear y dejamos enfriar. Introducir en la nevera, dejar enfriar del todo y cortar en formato de barrita muesli.

Processed with VSCO with f2 preset

Galletas de mantequilla y flores (masa sablée)

Hace unas semanas me trajeron de Suiza un bote con flores secas comestibles de distintos colores.

Me encantan las galletas de mantequilla así que pensé que las podría utilizar en una masa sablée para hacer galletas.

Processed with VSCO with f2 preset

 Receta para 20-25 galletas de mantequilla:

-Harina floja 300g

-Mantequilla 180g

-Azúcar lustre 90g

-Sal 1g

-Vainilla en polvo 1g

-Yema 35g

-Flores secas (picadas)

Processed with VSCO with f2 preset

Precalentar el horno a 150º.

En un recipiente mezclar harina, vainilla en polvo, una pizca de sal, las flores secas y la mantequilla fría en trozos poco a poco. Arenar a velocidad media con la ayuda de un robot de cocina o manualmente. Cuando empieza  a mostrar textura de arena incorporar el azúcar lustre.

IMPORTANTE: La receta original de masa sablée lleva 1 g entero de sal; sin embargo, las flores liofilizadas tienen un ligero regusto salado así que se recomienda añadir 1/2 g de sal a la masa en vez de uno entero para evitar que las galletas queden subidas de sal.

Añadir un poco de yema de huevo y detener el amasado en cuanto se compacte la masa.

Reservar en nevera la masa y una vez esté fría estirar entre dos hojas de papel sulfurizado realizando movimientos del centro hacia fuera. Aplanar y troquelar con los cortadores de galleta.

Colocar las galletas encima de papel sulfurizado y hornear a 150º durante 15-20 minutos. Una vez empiecen a tostarse retirar del horno y dejar enfriar.

Processed with VSCO with f2 preset

 

Cookies de mantequilla de cacahuete

Me encanta la mantequilla de cacahuete.

Me gusta notar como se hace una bola en la boca.

Me chifa comerla con mermelada de fresa por encima.

¡Combinación explosiva!

Por eso, hace tiempo que tenía ganas de probar a hacer cookies de mantequilla de cacahuete. Esta receta la he encontrado en uno de los libros de la Hummingbird Bakery.

Processed with VSCO with f2 preset

Receta para 24 cookies de mantequilla de cacahuete:

-225 g de mantequilla

-200 g de azúcar blanquilla

– 200 g de azúcar moreno

– 2 huevos

– ½ cucharadita de extracto de vainilla

-240 g de mantequilla de cacahuete

– 340 g de harina

– ½ cucharadita de sal

– 2 cucharaditas y media de bicarbonato

Precalentamos el horno a 170º.

Primero batimos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar y los huevos a velocidad rápida. En otro recipiente tamizamos la harina, la sal, la vainilla y el bicarbonato. Después lo juntamos todo y batimos a velocidad media durante 1 o 2 minutos. Tiene que quedar una mezcla homogénea. Por último, añadimos la mantequilla de cacahuete y mezclamos a velocidad baja.

Processed with VSCO with f2 preset

A continuación engrasamos el molde para whoopies y añadimos un poco de masa en cada hueco.

ATENCIÓN: Aplastar la masa y espacirla por toda la cavidad del molde. A diferencia de otras recetas de cookies en ésta, la masa queda muy compacta y no se esparce por sí sola.

Una vez rellenado el molde lo metemos en el horno y lo dejamos hornear durante 10 minutos. Cuando veáis que los bordes de las cookies empiezan a dorarse ya se pueden sacar.

Dejarlas enfriar en el molde antes de pasarlas a una rejilla porque la galleta está demasiado blanda y al sacarla del molde podría romperse.

Processed with VSCO with f2 preset

Probé a añadir un poco de mermelada de fresa encima de la masa para hacer cookies de mantequilla de cacahuete y mermelada y quedaron así:

Processed with VSCO with f2 preset

De paso aprovecho para exhibir un poco mis platos nuevos (regalo de navidad).

BARCELONA (PART II)

FLAX & KALE

La semana pasada fui al restaurante Flax & Kale situado en la calle Tallers cerca del metro Plaza Universidad (L1 y L2). Este local se caracteriza por servir alimentos dedicados a un público flexitariano.

Como entrantes pedimos  sandía a la parrilla con queso de cabra, mizuna, hoja de mostaza, almendras, marcona y salsa sweet mint además de una ensalada de zanahorias asadas y especias, aguacate, mezcla de hojas verdes y brotes, mató de tofu, semillas de girasol y salsa de limón y naranja.

¡Impresionante!

Processed with VSCO with f2 preset

Processed with VSCO with f2 preset

Como platos principales escogimos las mini hamburguesas de salmón con remolacha y boniato al horno.

¡La salsa de mostaza que acompañaba las hamburguesas era apoteósica!

Processed with VSCO with f2 preset

 

Processed with VSCO with f2 preset

Y aquí viene el segundo plato principal:

“TUNA LOVES WASABI BURGER” (me encanta como suena este nombre).

Processed with VSCO with f2 preset

Hamburguesa de atún con cebollino en pan integral con extracto de malta y sésamo blanco, jengibre, mayonesa de wasabi y zanahorias asadas.

Pero lo mejor de todo viene ahora y lo sabéis muy bien porque llegó el momento ¡POSTRES!

OH MY GOD

No tengo palabras.

Es cierto que no nos cabía nada más y que íbamos a reventar pero no podíamos decidirnos entre uno u otro. Así que pedimos dos postres para compensar nuestra indecisión.

Processed with VSCO with f2 preset

Greek Coconut Parfait: yogur cremoso casero de coco joven, fresas, moras, arándanos y crumble de chocolate.

Processed with VSCO with f2 preset

Two Textures Choco Cake: Brownie, mousse de chocolate, crema de miss avena avellana merengada de Teresa’s Juicery y helado artesano de fresa.

Debo reconocer que ambos postres estaban increíbles; sin embargo, el helado del brownie no satisfacía del todo mis expectativas. Esperaba que fuese un helado de fresa cremoso y me encontré con un sorbete (muy bueno de todas formas).

Y por último las bebidas,

¡Qué maravilla!

Processed with VSCO with f2 preset

Magnífico batido el “Tropical Superfoods Smoothie” con leche de coco de Teresa’s Juicery, plátano helado, papaya helada, mango helado, piña helada, maca y bayas goji.

Processed with VSCO with f2 preset

Como también el “The Rejunevantor Smoothie” hecho con zumo de naranja, mango helado, piña helada, fresas heladas, açaí helado, bayas de gojí y chía.

Hasta aquí mi experiencia en el Flax & Kale. En general el local cumplió con todas mis expectativas. La comida es buena y de calidad aunque los precios están un poco inflados a mi parecer. Supongo que se debe a la nueva moda del flexitarianismo y la healthy food. El local es bonito y amplio y el trato con el cliente es bueno. No obstante, desde mi punto de vista no es más que uno de esos lugares de moda a los que merece la pena ir a probar pero no volver de manera habitual.

Limonada de coco y té chai

¡Hola!

Hoy traigo una receta muy fácil de hacer.

La encontré por internet la semana pasada mientras buscaba diversas fórmulas para hacer limonada casera.

¡Limonada con coco y té chai!

Processed with VSCO with f2 preset

Receta para un vaso grande de limonada coco chai:

-1 limón exprimido

-medio vaso de agua fría

-jarabe de coco chai

-canela y limón

Primero se debe preparar el jarabe de coco chai. Para este almíbar se necesitan las siguientes cantidades:

-1/2 taza de leche de coco

-1/2 taza de azúcar

-1 cucharada sopera de té chai

En un cazo añadir la leche de coco y el azúcar a fuego medio-bajo y mezclar hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente. Una vez empieza a hervir el líquido incorporar el té chai y remover de nuevo. Por último, dejar reposar durante 5 minutos y enfriar a temperatura ambiente.

Cuando el jarabe ya esté temblado incorporar el zumo de limón a la mezcla.

¡Y ya está!

Es importante que esta bebida se sirva muy fría. Hay dos opciones para servirar: una opción es dejarla enfriar en la nevera y la otra es añadir hielo picado al recipiente en el que se va a servir. Además, también se le puede dar un toque final de aromas añadiendo canela en rama y rodajas de limón.

Processed with VSCO with f2 preset

Flexitarianismo: ¿Hablamos de moda o de educación alimentaria?

El flexitarianismo es un movimiento surgido en los años 90 que se basa en una dieta prácticamente vegetariana aunque en ocasiones se consume algún tipo de producto de origen animal como la carne o el pescado.

Este término ha causado mucha polémica ya que los colectivos vegetarianos difícilmente lo reconocen como una variante del propio vegetarianismo.

Algunos medios categorizan el flexitarianismo como una corriente orientada a aquellas personas que se consideran vegetarianas a tiempo parcial o a aquellas que son fanáticas del healthy food (comida saludable) o el slow food (bueno, justo y barato).

En los últimos años el mundo de la alimentación se ha visto “prostituido” por movimientos sociales los cuales han incentivado la propagación de la comida orgánica y saludable. Algo parecido a lo que ha pasado con el mundo del running o lo que antiguamente se conocía como “hacer footing”.

Cuidado, espero que mis palabras no se hayan interpretado de una manera equívoca. A lo que me refiero es al simple hecho de que hoy en día la comida healthy se ha puesto de moda. Así es, igual que se pusieron de moda los pantalones acampanados y después volvieron los pitillos.

Cuando hablo sobre la propagación de la healthy food no lo hago desde un punto de vista negativo sino que hago hincapié en el tipo de público al que van destinados estos nuevos locales tan trendies. Y entonces me pregunto: ¿Qué pasará cuando la moda pase y este tipo de locales ya no vendan suficiente?

¿Qué pasará cuando emprendedores con ilusiones decidan montar un restaurante basado en comida orgánica y saludable y les digan que su propuesta de valor ya no sirve por qué está pasada de moda?

Espero que entonces todavía exista gente con cabeza a la cual le importe tres pepinos si su local vende comida flexitariana o no, sino que simplemente apuesten por la educación alimentaria y el consumo de alimentos ecológicos y de comercio justo.